Reserve Online

JS Hoteles

Hoteles en Playa de Muro

Hoteles en Playa Alcudia

Hoteles en Porto Colom

Hoteles en Ca'n Picafort

Hoteles en Playa de Palma


Agenda eventos

Turismo en Alcudia, Mallorca

Alcúdia, municipio situado al nordeste de Mallorca, constituye un marco privilegiado para los amantes de la naturaleza, con 30 Km. de costa de gran diversidad paisajística.
Durante el Futur Alcúdia 92, el Ayuntamiento declaró a Alcúdia, Municipio Ecoturístico, como expresión de la voluntad existente de respetar y proteger el Medio Ambiente.
Esta declaración implica un mayor compromiso del Ayuntamiento de Alcúdia en la protección del medio ambiente en todos sus ámbitos de actuación, que queda reflejado en las numerosas actividades que ya se están llevando a cabo.

Playas de Alcudia (Mallorca)


Platja Gran

Situada en el Puerto de Alcúdia en Mallorca, tiene más de 7 Km. de largo de arena blanca y fina. Ésta es la mayor playa de las Illes Balears, delimitando el borde de la Badia d´Alcúdia. La misma arena por la que pasearon los romanos sus togas y las mismas aguas donde los vándalos fondeaban las galeras. En su lugar ahora encontramos toda una serie de instalaciones de ocio tanto en el agua (windsurf, toboganes, bananas, ski-ride, catamaranes, veleros, velomares,…) como sobre la arena donde encontramos varios chiringuitos, duchas y baños públicos, alquiler de hamacas, sombrillas, velomares… Se trata de la playa del municipio de Alcúdia más grande, más accesible, con mayor oferta lúdica y también la más segura, ya que sus aguas llegan calmas a la orilla y hay que adentrarse en el mar para dejar de hacer pie.
Podemos dividir esta playa dentro del término municipal de Alcúdia en dos tramos: el primero comienza junto al puerto deportivo. Está dotado de un agradable paseo peatonal de varios kilómetros hasta la zona llamada Ciudad Blanca. Ahí es donde se concentra la mayor parte de oferta de ocio. El otro tramo comienza en la Ciudad Blanca y llega hasta el límite de la Platja de Muro. Aquí el entorno es ligeramente más virgen. Hay un ambiente de habituales que se mezclan con aquellos bañistas que buscan algo más de tranquilidad. Los servicios de hamacas y sombrillas también están disponibles en este tramo.
La Badia d´Alcúdia en Mallorca, sigue ofreciendo kilómetros de playas en municipios vecinos al de Alcúdia como son Platja de Muro, Can Picafort o Colònia de Sant Pere. Existen diferentes puestos de Cruz Roja a lo largo de toda la bahía.

Espacios Naturales


Alcúdia es una de las zonas de Mallorca más privilegiadas por su entorno natural. El parque natural de S´Albufera se encuentra a menos de 4 kilómetros del Port d´Alcúdia, pero además en el municipio existen diferentes áreas protegidas debido a su interés natural. Estas zonas son el Puig de la Victòria, la Punta de Manresa, S´Albufereta, Puig de San Martí y Son Fe.

Flora y Fauna

Alcúdia cuenta con un número elevado de especies animales y vegetales únicas. La mayoría de éstas están protegidas aunque se pueden encontrar en algunas de las excursiones que recomendamos. Un amplio abanico natural que cuenta con especies animales protegidas, árboles autóctonos, flores, plantas, así como especies submarinas.

La Victoria y la Punta de Manresa


El área protegida del Puig de la Victoria tiene una extensión de 1.198 ha. Es un bello espacio natural en forma de península que separa las Bahías de Pollença y de Alcúdia. Está culminada por un conjunto de elevaciones como: el Puig de la Victòria (445 m.), el Puig des Romaní (387 m.), la Penya Rotja (354 m.) y Sa Talaia Vella (349 m.).
La costa es rocosa y en gran parte está formada por acantilados; en la parte de la Bahía de Pollença se pueden encontrar algunas playas pequeñas como la de S´Illot y hacia la Bahía de Alcúdia está el Coll Baix, una bella playa de cantos rodados.
Los valores naturales de la zona son muy destacables ya que hay especies de flora y fauna y comunidades animales de todo tipo, desde las de ribera marina a las de montaña.
La vegetación dominante son magníficos pinares, garrigas y un sotobosque de acebuches. Abundan el ciprés, el romero y el palmito, la única palmera de origen europeo.
En la costa se pueden observar aves marinas como la gaviota y el cormorán. Una de las especies más amenazadas de nuestra fauna, el águila pescadora (Pandion haliaetus) nidifica en esta zona. También se observan diferentes especies de halcones y numerosas aves típicas de los pinares y garrigas.
La Penya Roja, que recibe este nombre por su color ocre-rojizo, constituye una fortaleza natural casi inexpugnable. Aquí se emplazaba una torre construida en 1603, que fue abandonada y sustituida por Sa Talaia d´Alcúdia, la más alta de Mallorca.
A unos doscientos metros de altura, y antes de llegar a la "Penya des Migdia (315 m.), se localiza el viejo santuario de Nuestra Señora de la Victòria que fue restaurado en el siglo XVII.

Punta de Manresa

No muy lejos de La Victòria se encuentra el Espacio Natural de la Punta de Manresa. Se trata de un área de costa rocosa de gran belleza, con calas de poca profundidad.

Conquista y ocupación romana

El año 123 a.C. el Senado de Roma organiza una expedición dirigida por Quinto Cecilio Metelo, al que posteriormente se denominó "el Baleárico", con el fin de conquistar las Illes Balears y poner así fin a los actos de piratería que tenían lugar en las costas insulares frecuentadas por un creciente comercio marítimo romano.
La irrupción de la cultura latina, no sólo en Pollentia sino en toda la isla, supuso la incorporación a una unidad de organización superior, la Roma Republicana.
Hemos de suponer que la fundación de Pollentia estuvo acompañada en todo momento de los rituales de fundación correspondientes, dirigidos por el augur, y que su desarrollo urbanístico tal y como demuestran las fuentes arqueológicas estuvo sujeto a un plan previamente estipulado. El resultado fue una ciudad planificada, con calles cuidadas, cloacas, incluso suministro de agua potable. Pollentia tuvo su máximo desarrollo durante los siglos I y II d.C. con la construcción del Teatro en las afueras de la ciudad, junto al que fue su puerto.
A partir del siglo III d.C. y coincidiendo con la crisis general del imperio, la ciudad inicia un lento retroceso que le lleva a su abandono ya en época tardía.
La cultura latina dejó su impronta en todo el Mediterráneo. Nuestra lengua, el derecho, los usos y costumbres que perduran hasta hoy son buena prueba de ello.
La Ciudad de Pollentia es un referente obligado para comprender el proceso de romanización de las Balears y constituyen un únicum en el conjunto de la arqueología balear ya desde el siglo XVII, con el primer hallazgo fortuito, hasta la actualidad con las campañas de excavación que anualmente se llevan a cabo en el yacimiento y que nos acercan un poco más a su conocimiento.

La aparición de Alcudia, Al-Qudya islámica


Aunque los primeros contactos son anteriores, en el año 903 los musulmanes se instalan en la isla hasta la llegada el año 1229 de Jaume I el Conquistador.
Isam Al-Jawlani fue nombrado primer gobernador e inició la reorganización de la isla. La vida urbana se centró en la capital Medina Mayurqa, mientras el resto de la isla se organizaba en distritos poblados de alquerías y rafales. Será en este momento cuando aparecerá por primera vez el término Al-Qudya asociado al distrito de Bullânsa, heredero del antiguo término latino de Pollentia.
Durante este período floreció la agricultura basada en nuevas técnicas de irrigación facilitadas por el uso de la noria, se recuperaron cultivos introducidos por los romanos y se incorporaron otros nuevos como el algodón y el arroz.
Medina Mayurqa se convirtió en un centro comercial de primer orden, que atrajó a comerciantes de todo el Mediterráneo. Del mismo modo fue foco de atracción cultural donde artistas, poetas, filósofos o matemáticos desarrollaron su actividad.

La conquista del Rey Jaume I, creación del Regne de Mallorca

Con la conquista de la isla por parte de las tropas de Jaume I, llamado "el Conquistador", se inició una nueva etapa durante la cual se establecieron bases político-sociales, la lengua, las leyes, las instituciones y las costumbres que han marcado el carácter insular hasta la actualidad.
El 5 de septiembre de 1229 salieron las naves desde los puertos catalanes de Cambrils y Tarragona rumbo a Mallorca, donde desembarcaron el 10 de septiembre. No fue hasta el 31 de diciembre de ese mismo año cuando las tropas catalanas entraron en la capital Medina Mayurqa.
Una vez establecido el poder real se procedió al reparto de las tierras recién conquistadas, tal y como el rey había prometido. El Llibre del Repartiment (1232) recoge este reparto de tierras que se produjo entre el Rey y sus vasallos directos. La base de este reparto fue la antigua división en distritos islámicos con la que se encontraron los conquistadores. El actual término municipal de Alcúdia formó parte de la porción real.
El año 1248, con la Bula de Inocencio IV, aparece por primera vez la Parroquia de Sant Jaume de Guinyent, que posteriormente se le conocería como Sant Jaume d´Alcúdia. Es en 1282 cuando aparece por primera vez el termino Alcúdia en un acta notarial.
Con el reinado de Jaume II, Alcúdia alcanza el reconocimiento de Vila e inicia el proceso de construcción de las Murallas con la finalidad de proteger no sólo la Villa de Alcúdia sino también la entrada a la isla por el Noreste.
La construcción de las Murallas fue una ardua tarea para los alcudienses, que compaginaban las tareas agrícolas y la pesca con los trabajos de construcción y de vigilancia. Las obras se dan por finalizadas el año 1363.
Una de las actividades económicas principales durante la Edad Media fue el cultivo de la vid y la elaboración de vino para la exportación. También la actividad comercial a través del puerto fue significativa. La pesca de coral para la elaboración de joyas constituyó un complemento importante para la economía de muchos pescadores.

Parques acuáticos, deporte y diversión

Los parques acuáticos son una de las opciones preferidas por los más pequeños. Allí pueden disfrutar de toboganes, piscinas con olas, zonas de juego, mini golf, restaurantes… todo tipo de entretenimientos para pasar un espléndido día en familia. En Alcúdia (Mallorca) puede disfrutarse de toda esta oferta de ocio en el parque acuático Hidropark.
Los que buscan diversión sin mojarse pueden optar por el minigolf, un deporte sencillo donde disfrutarán desde los más jóvenes hasta los mayores.

Cicloturismo

Si su afición es la bicicleta, Alcúdia le ofrece la posibilidad de conocer nuestras rutas que discurren entre la montaña y el mar. El buen clima de Mallorca durante todo el año da lugar a que numerosos grupos de ciclistas europeos, profesionales y amateurs, vengan a nuestra isla para practicar el ciclismo y preparar la temporada.
El Mallorca Triatlón Highlight - Balearman International Triatlón o Sa Trencagarrons, la subida ciclista al punto más alto de la isla, son algunas de las pruebas ciclistas que se celebran en Mallorca y en las que Alcúdia es uno de los puntos importantes del recorrido.

Ciclismo y Mountain Bike

Practicar ciclismo en Mallorca es ideal, ya que la isla cuenta con una red de carreteras de más de 1.200 kilómetros, de los cuales más de la mitad son caminos vecinales y carreteras de segundo orden con una anchura media de 6,50 m. aproximadamente que nos acercan a los pequeños pueblos del interior, donde confluyen la cultura y la gastronomía más auténticas. Para aquellos que busquen montaña, en la isla hay más de 150 kilómetros de carretera de montaña de gran belleza.

Deportes de tierra: senderismo, hípica…

En Alcúdia se puede practicar una amplia variedad de deportes terrestres: fútbol, ciclismo, tenis, squash, padel, baloncesto, voleyball, atletismo, petanca, hípica...
Los deportes de aventura como el excursionismo o la escalada son también de los más solicitados por los viajeros deportistas.

Golf, un deporte nuevo en Alcudia

El golf se ha convertido en los últimos años en uno de los principales atractivos para los visitantes del archipiélago propiciado por las excelentes instalaciones y campos que hay en la isla. Situados en entornos de gran belleza, los campos de golf mallorquines son verdaderos remansos de paz que invitan a la práctica de este deporte.
Así ocurre en el Golf Alcanada, un campo de 18 hoyos situado en un entorno privilegiado y abierto recientemente en el año 2004 con todos los servicios para disfrutar de este deporte cualquier mes del año. Las condiciones climáticas excepcionales, la oferta hotelera de Alcúdia y los servicios complementarios así lo permiten.
Son muchos los VIPS que visitan la isla en cuanto tienen un hueco libre para practicar este deporte: Michael Douglas, Jack Nicolson, Benjamin Toschak, Johan Cruyff o Brigitta de Suecia
Si le apasiona este deporte no se lo piense más, visítenos. Para competir en los torneos que se organizan, consultar con los clubes.

12 12 Lounge Mallorca

Bahia Magazine